lunes, 11 de marzo de 2013

Crítica 'Amor y letras'


Trailer

Sinopsis
Desencantado con su trabajo y con un futuro incierto, Jesse Fisher (Josh Radnor) regresa a su antigua universidad para la cena de jubilación de su profesor favorito. Un encuentro fortuito con Zibby (Elizabeth Olsen), una precoz estudiante de 19 años, despierta en Jesse sentimientos que creía olvidados. Ambos sienten una poderosa atracción que termina en romance, pero tendrán que hacer frente a numerosos obstáculos, y en especial, a la diferencia de edad entre ellos.

Crítica
Leyendo amores

¿Conoces a Ted? ¿No? Si hombre, si, Ted Mosby, el arquitecto. El de ‘Como conocí a vuestra madre’. Si, ese. Bueno, pues es cineasta. Y en 2010 presento su primera película independiente, titulada ‘HappyThankYouMorePlease’. Una muy buena película que pese a ser llevada con lentitud ofrecía una agradable visión de la vida y la felicidad.
Tres años después, llega a nuestras salas su segundo film que sigue los pasos del primero. De un interesante carácter independiente, ‘Amor y letras’ narra la historia de Jesse, un profesor que al volver a la universidad acaba enamorándose de una estudiante de 19 años. Ay, como es el amor.

Es evidente que a Josh Radnor no le interesa lo más mínimo desvincularse de su papel de Ted ya que sigue utilizando su carisma para los personajes de sus films, y para nada molesta. En esta ocasión Ted…digo, Josh, utiliza una premisa simple y no muy original contando la historia de siempre. Pero por suerte la organiza a la perfección, ubicando todos los sentimientos en el lugar que deben ocupar y transmitiéndolos en pequeñas dosis mediante unos personajes bien trabajados. 
Aunque quizás en alguna ocasión se le vaya a un ámbito demasiado sentimental y cursi, en seguida lo salva mediante algún recurso humorístico.

Cabe destacar que, para el espectador medio, partirá con ventaja respecto a su film anterior ya que no cuenta con la lentitud con la que era tratada ‘HappyThankYouMorePlease’, su segundo film logra un ritmo constante sin bajar el nivel.

En cuanto al reparto nos encontramos a una guapísima Elizabeth Olsen que transmite mucho en poco tiempo, luego vemos un Josh Radnor tan efectivo como en la serie de donde proviene. Pero a quien tenemos que destacar es a Zac Efron, quien maneja su personaje a la perfección y se convierte en el mejor del reparto, ojo a este chico que en buenas manos es una joya.  

En definitiva, Radnor utiliza un guion simple con grandes momentos humorísticos para narrar una bonita historia de amor creando así un film entretenido y muy disfrutable pero a la sombra de su maravilloso debut cinematográfico.
7/10 

No hay comentarios:

Publicar un comentario